Granada por una Nueva Cultura del Territorio

Día Mundial del Agua, 22 marzo 2013: Cooperación en la esfera del agua

Viernes 22 de marzo de 2013.

¿Por qué un Año Internacional de la cooperación en la esfera del agua?

El año 2013 fue declarado el Año Internacional de la cooperación en la esfera del agua por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2010, a propuesta de Tayikistán. El Día Mundial del Agua, que se celebra cada año el 22 de marzo, también se centrará en este tema.

En consideración de su mandato en ciencias naturales y sociales, cultura y educación y su experiencia de larga data en programas de promoción de la gestión adecuada del agua dulce, la UNESCO*, a petición de ONU-Agua, será la encargada de coordinar ambas celebraciones.

El agua, recurso vital para los seres humanos, es un bien único. Es también un recurso que no conoce fronteras. Al menos 148 países poseen al menos una cuenca transfronteriza.

En un contexto marcado por la creciente presión sobre los recursos de agua dulce, nutrida por la necesidad de alimentos, la rápida urbanización y el cambio climático, la meta de este año es atraer la atención hacia los beneficios de la cooperación en la gestión del agua. Se trata de destacar ejemplos positivos de cooperación y explorar temas como la diplomacia del agua, la gestión de las aguas transfronterizas o la cooperación financiera.

¿En qué consiste la cooperación en la esfera del agua?

Contrariamente a la creencia popular, los ejemplos exitosos de cooperación son más numerosos que los conflictos causados por el agua. El Tratado sobre las aguas del Indo (Indus Water Treaty), firmado por Pakistán y la India en 1960, ha sobrevivido a tres grandes conflictos y continúa vigente hoy en día.

El potencial de cooperación es inmenso y sus beneficios, ya sean económicos, sociales o medioambientales, son considerables. Todos los sistemas de distribución de agua son complejos, tanto los sistemas gestionados a nivel local o nacional como las cuencas hidrográficas transfronterizas o los sistemas que dependen de los ciclos naturales del agua. De hecho, manejar estos sistemas requiere la participación de muchas partes interesadas: consumidores, gestores, expertos y encargados de la toma de decisiones.

La cooperación en la esfera del agua es crucial no sólo para garantizar una distribución equitativa de este recurso fundamental, sino también para promover las relaciones pacíficas dentro y entre las diferentes poblaciones. A nivel gubernamental, esta cooperación puede traducirse en colaboración entre diferentes ministerios. A nivel local, los usuarios pueden cooperar a través de las asociaciones de consumidores. Es posible, además, crear órganos de gestión conjunta para administrar recursos compartidos por varios países. Y a nivel internacional, varios organismos de la ONU pueden trabajar juntos para promover la gestión sostenible del agua en todo el planeta.

Los mecanismos de cooperación varían en función de la naturaleza de las estructuras de toma de decisiones, los niveles de participación, las normas y los modos de regulación.

Pueden existir acuerdos informales o instituciones establecidas u otros que adoptan la forma de simples intercambios de información o mecanismos de gestión conjuntos.

El agua y la UNESCO

A lo largo de su historia, la UNESCO, cuya preocupación sobre los temas relacionados con el agua data de 1956, ha puesto en marcha una serie de entidades para abordarlos. Creado en 1975, el Programa Hidrológico Internacional (PHI) fue la primera iniciativa intergubernamental sobre agua dulce del sistema de las Naciones Unidas. Este programa, que cuenta con una red de 18 centros y 29 cátedras UNESCO en materia de agua, trabaja en tres direcciones: la investigación en el ámbito del agua, la gestión de los recursos hídricos y la educación y la capacitación. En el marco del PHI se implementa principalmente el Programa Del conflicto potencial a un potencial de cooperación (From Potential Conflict to Cooperation Potential, PCCP), que asiste a los usuarios de recursos transfronterizos que deseen realizar una gestión conjunta y equitativa de losrecursos compartidos.

La familia del Agua de la UNESCO incluye también a otras entidades, como el Instituto UNESCO-IHE para la Educación relativa al Agua en Delft (Países Bajos), la mayor institución de formación de postgrado en el mundo en la esfera de la educación sobre el agua.

El Programa Mundial para la evaluación de los recursos hídricos (WWAP), cuya secretaría se encuentra ubicada en Perugia (Italia) reúne datos sobre el agua provenientes de los 31 organismos de las Naciones Unidas que integran ONU-Agua. El WWAP coordina la producción de un informe sobre el estado de los recursos hídricos. A partir de 2014, el WWAP preparará anualmente informes mundiales sobre el desarrollo de los recursos hídricos y otros temas específicos, así como un informe mundial de síntesis cada cinco años.

La acción del Programa Hidrológico Internacional se apoya además en programas e iniciativas transversales, algunas de las cuales se gestionan conjuntamente con otras agencias de la ONU, como la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y la Universidad de Naciones Unidas (UNU ): Hidrología al Servicio del Medio Ambiente, la Vida y las Políticas (HELP), Regímenes de Flujo determinados a partir de series de datos internacionales experimentales o redes (FRIEND) o la Iniciativa Internacional sobre Inundaciones (IFI).

ONU-Agua

ONU-Agua, un mecanismo interinstitucional creado oficialmente en 2003 por el Comité de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Programas, emana de la estrecha colaboración entre diversos organismos de las Naciones Unidas. Se creó para añadir valor a las iniciativas de las Naciones Unidas mediante el fomento de una mayor cooperación y un mayor intercambio de información entre los organismos de las Naciones Unidas y los socios externos. ONU-Agua se centra en lo siguiente:

• Proporcionar información informes normativos y otros materiales comunicativos a los responsables de las políticas y a los directores que trabajan directamente con cuestiones relativas al agua, a otras personas encargadas de la toma de decisiones que influyen en el modo en que se emplea el agua y al público en general. • Crear una base de conocimientos sobre cuestiones relacionadas con el agua mediante sistemas eficaces de seguimiento y presentación de informes, así como facilitar el acceso a estos conocimientos a través de informes frecuentes e Internet. • Proporcionar una plataforma para celebrar debates generales con vistas a identificar los desafíos de la ordenación de los recursos hídricos mundiales, analizar las opciones existentes para abordar tales desafíos y garantizar que el debate normativo mundial sobre el agua se fundamenta en información fiable y análisis sólido

Actualmente, ONU-Agua cuenta con 31 miembros pertenecientes al sistema de Naciones Unidas y 27 socios externos.

La Asamblea General de Naciones Unidas, en su resolución A/RES/65/154, declaró 2013 Año Internacional de cooperación en la esfera del agua e invitó al Secretario General de ONU-Agua a organizar todas las actividades pertinentes para celebrarlo.

Enlace web Naciones Unidas: http://www.unwater.org/water-cooperation-2013/events/world-water-day/en/

Día Mundial del Agua: Cooperación en Agua por un mundo con Seguridad Hídrica

La cooperación en materia de agua constituye el núcleo de la misión del GWP en apoyo a un desarrollo sostenible y para la gestión de los recursos hídricos a todos los niveles. Este cometido solo podrá llevarse a buen puerto mediante una alianza entre gobierno, sociedad civil y sector privado que colabore en la resolución de los retos relacionados con el agua.

En este vídeo, publicado con ocasión del Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua 2013, se esbozan los referidos desafíos y la estrategia del GWP para acometerlos. Un enfoque integrado en la gestión de los recursos hídricos planetarios —en pro del crecimiento económico, la equidad social y la sostenibilidad del ecosistema— resulta esencial en la consecución de un mundo con agua segura.

Enlace video: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=KX6OaytIQMw

Día Mundial del Agua: La cooperación en la práctica

La distribución del agua, una fuente potencial de conflictos

La demanda creciente de agua ha sido fuente de numerosos conflictos en China, especialmente en los últimos veinte años. Desde 1990 se han registrado más de 120 000 conflictos en el país, en general asociados a la construcción de represas, al derecho a la extracción de agua o al deterioro de su calidad.

En Yemen, algunos investigadores estiman que entre el 70 y el 80% de los conflictos rurales se centra en temas relacionados con el agua. El crecimiento demográfico, la gestión satisfactoria de los recursos hídricos, la perforación y el flujo ilegal de refugiados procedentes de Somalia han exacerbado las tensiones en un país que posee uno de los recursos hídricos más débiles del planeta.

Ejemplos de organismos reguladores de conflictos del agua y tratados internacionales en materia de gestión de aguas transfronterizas

El Tribunal de las Aguas de la Huerta de Valencia (España) Todos los jueves, en la plaza de la Catedral de Valencia, los miembros del Tribunal de las Aguas se reúnen para arbitrar en audiencia pública los conflictos relativos a la distribución del agua de los ocho canales de irrigación de 1.700 hectáreas de tierra en las que se producen cítricos, arroz, uvas y duraznos para España y para exportación. Esta institución milenaria, que permite evitar que los conflictos entre los agricultores degeneren, fue inscrito en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO en 2009.

Lago Titicaca

Hace veinte años, Bolivia y Perú, reconociendo la importancia de la gestión compartida del lago, crearon una Autoridad Autónoma Binacional. Este foro tiene como objetivo desactivar conflictos potenciales relacionados con el uso del agua y fomentar la cooperación.

Tratado de la cuenca del Dniester

En noviembre de 2012, la República de Moldova y Ucrania firmaron un acuerdo de cooperación sobre la conservación y el desarrollo sostenible de la cuenca del Dniester. Este tratado establece un marco de cooperación para la prevención y el control de la contaminación del agua, la regulación del caudal de los ríos y la preservación de la biodiversidad.

Consejo ministerial árabe del agua

Ante la escasez de agua, los países árabes cooperan para administrar los recursos compartidos a través de diversos foros, incluido el Consejo ministerial árabe del agua, cuya primera sesión se celebró en junio de 2009 en Argel. Dicho Consejo ha desarrollado una estrategia para el período 2010-2030.

La cuenca del Mekong

La cuenca del Río Mekong ilustra las complejas relaciones entre los Estados ribereños de una fuente de agua y entre las diferentes instituciones encargadas de la gestión del agua. Disputas relacionadas con el contenido de agua eran por lo general en la región, pero la escasez de este recurso por razones relacionadas con el desarrollo y la degradación del medio ambiente podría socavar este delicado equilibrio.

Una Comisión mixta entre Canadá y los Estados Unidos

Canadá y los Estados Unidos comparten muchos ríos y algunos de los lagos más grandes del mundo. Fundada en 1909 en virtud del Tratado de Aguas Fronterizas, la Comisión mixta international tiene por objeto ayudar a los gobiernos de ambos países a encontrar soluciones a los problemas de sus aguas adyacentes.

Una red de expertos en torno a la cuenca del Nilo El Proyecto de intercambio de beneficios y la Iniciativa de la Cuenca del Nilo (2010) tienen como objetivo construir una red de profesionales, expertos, representantes del sector público y el sector privado, académicos y sociólogos de toda la cuenca del Nilo para prever los beneficios compartidos.

Tratado del Indo

El Tratado sobre las aguas del Indo (Indus Water Treaty), firmado por Pakistán y la India en 1960, ha sobrevivido a tres grandes conflictos y sigue siendo relevante hoy en día.

Acuífero Guaraní

El Acuífero Guaraní abarca Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. En agosto de 2010, los presidentes de los cuatro países firmaron un acuerdo de cooperación para fortalecer sus conocimientos sobre el acuífero y determinar las áreas críticas. Los cuatro países se han comprometido a promover la conservación y la protección ambiental del Sistema Acuífero Guaraní para garantizar el uso racional de este recurso.

Día Mundial del Agua: Mensajes clave

La cooperación en la esfera del agua es crucial para la seguridad, la lucha contra la pobreza, la justicia social y la igualdad de género

La buena gestión y la cooperación entre los diferentes grupos de usuarios promueven el acceso al agua, la lucha contra su escasez y contribuyen a la reducción de la pobreza. Asimismo, ayudan a mejorar las condiciones de vida y las oportunidades educativas, especialmente de las mujeres y niños.

La cooperación en la esfera del agua crea beneficios económicos

Todas las actividades económicas dependen del agua. La cooperación permite un uso más eficiente y sostenible de los recursos hídricos y se traduce en beneficios mutuos y mejores condiciones de vida.

La cooperación en la esfera del agua es fundamental para la preservación de los recursos hídricos y la protección del medio ambiente

La cooperación en la esfera del agua promueve el intercambio de conocimiento científico, ya sea mediante el intercambio de datos, como estrategias de gestión y mejores prácticas. También posibilita el acceso a conocimientos sobre la importancia del agua para la conservación de ecosistemas y el desarrollo sostenible.

La cooperación en la esfera del agua construye la paz El acceso al agua puede ser la causa de conflictos, pero también puede ser un factor de paz. La cooperación puede contribuir a superar tensiones culturales, políticas, sociales y establecer la confianza entre las personas, las comunidades, las regiones o los países.

Día Mundial del Agua: La cooperación internacional en cifras

Una demanda en aumento 85% de la población mundial vive en la mitad más seca del planeta.

800 millones de personas no tienen acceso al agua potable y cerca de 2500 millones no poseen servicios de saneamiento adecuado.

De 6 a 8 millones de personas mueren anualmente a causa de catástrofes y enfermedades ligadas al agua.

Diversos estudios muestran que si nada cambia serán necesarios 3,5 planetas para cubrir las necesidades de una población mundial cuyo estilo de vida fuera comparable al de los europeos o norteamericanos.

En los próximos 40 años, la población mundial aumentará en dos o tres mil millones de personas. Este fenómeno vendrá acompañado de una evolución de los hábitos alimentarios que se traducirá en un incremento de 70% en la demanda de alimentos de aquí a 2050. Más de la mitad de la población es urbana. En ocasiones, las zonas urbanas, donde el acceso al agua y a las instalaciones sanitarias es mejor que en las zonas rurales, tendrán problemas para hacer frente a este aumento demográfico. (OMS/UNICEF, 2010).

La demanda de alimentos aumentará en 50% de aquí a 2030 (70% para 2050), en tanto que las necesidades de energía hidroeléctrica y otras energías renovables aumentarán el 60% (WWAP, 2009). Ambas problemáticas están relacionadas: la creciente producción agrícola hará que aumente el consumo de agua y de energía, lo que provocará una demanda de agua mayor.

La disponibilidad de agua va a disminuir en numerosas regiones y, sin embargo, el consumo mundial de agua para fines agrícolas aumentará un 19% de aquí a 2050. Sin progresos tecnológicos o intervención política, la demanda aumentará más todavía.

El riego y la producción de alimentos son las actividades que más agua precisan. La agricultura consume casi el 70% del agua, una cantidad que en las economías emergentes alcanza el 90%.

El consumo creciente de productos cárnicos es desde hace 30 años lo que más impacto tiene en el consumo de agua, un fenómeno que se prolongará durante toda la primera mitad del siglo XXI, según la FAO. Son necesarios 3.500 litros de agua para producir un kilo de arroz, en tanto que para producir un kilo de carne de vacuno se precisan 15.000 litros de agua. (Hoekstra y Chapagain, 2008).

Casi el 66% de la superficie de África es árida o semiárida. De los 800 millones de habitantes del África subsahariana, casi 300 millones disponen de escasos recursos hídricos, es decir, menos de 1.000 metros cúbicos por habitante (NEPAD, 2006).

Al menos doce países de la región árabe y de Asia Occidental sufren graves carencias de agua, con menos de 500 m3 de agua procedente de fuentes renovables por habitante.

El impacto del cambio climático El IPCC prevé que la escasez de agua aumentará en Europa Central y Oriental y que en la década de 2070, el número de personas afectadas por este fenómeno pasará de 28 a 44 millones. Los flujos de verano disminuirían en un 80% en el sur de Europa y ciertas regiones de Europa central y oriental (Alcamo et al., 2007)

La adaptación a los efectos de un aumento de 2 ° C de la temperatura global podría costar entre 70 y 100.000 millones de dólares por año entre 2020 y 2050 (Banco Mundial, 2010).

Entre 13,7 mil millones de dólares (en el escenario más seco) y 19,2 millones (escenario más húmedo) se dedicarán a la esfera del agua, incluido el suministro y la gestión de las inundaciones.

Un recurso sin fronteras

El agua no se limita a las fronteras políticas: se estima que 148 Estados se encuentran en parte en las cuencas internacionales (OSU, n.d, 2008, datos) y 21 países se encuentran totalmente dentro de dichas cuencas.

Hay 276 cuencas transfronterizas en el mundo (64 en África, 60 en Asia, 68 en Europa, 46 en América del Norte y 38 de América del Sur).

De estas 276 cuencas hídricas transfronterizas, un total 185, es decir casi dos tercios, son compartidas por dos países. 256 son compartidas por dos, tres o cuatro países (92,7%) y 20 con cinco o más países (7,2%). La cuenca del Danubio es la que cuenta con el mayor número de los países ribereños: hay 18 en total.

46% de la superficie de la Tierra está cubierta por cuencas fluviales transfronterizas.

145 países tienen al menos una cuenca hidrográfica transfronteriza.

La Federación de Rusia comparte 30 cuencas, Chile y los Estados Unidos comparten 19 cada uno, Argentina y China 18, Canadá 15, Guinea 14, Guatemala 13 y Francia 10.

África cuenta con cerca de un tercio de las cuencas hídricas transfronterizas del mundo, es decir, con una superficie superior a 100 000km2. Prácticamente todos los países de África subsahariana y Egipto comparten al menos una cuenca transfronteriza. Según las estimaciones, hay entre 63 (PNUMA, 2010) y 80 (CEPA) de los ríos o lagos transfronterizos en el continente africano.

Las naciones más ricas tienden a mantener o aumentar su consumo de recursos naturales (WWF, 2010), pero exportan su huella ecológica a los países productores y a los pobres en general. Por ejemplo, el 62% de la huella de agua del Reino Unido proviene del agua virtual incluida en sus instalaciones y productos agrícolas importados de otros países, y el 38% proviene de sus recursos hídricos nacionales (Chapagain y Orr, 2008 ).

Arabia Saudita, uno de los mayores productores de granos de Oriente Medio, anunció que iba a disminuir su producción de granos en un 12% al año para reducir la explotación no sostenible de las aguas subterráneas. Para preservar la seguridad hídrica, el país ha ofrecido incentivos para alentar la renta de grandes extensiones de tierra africana para la producción agrícola. Al invertir en África para producir sus cultivos básicos, Arabia Saudita ahorra cientos de millones de litros de agua al año, y reduce la tasa de agotamiento de los acuíferos fósiles.

Los países industrializados consumen una cantidad considerable de agua virtual a través de los productos alimenticios y de importación. Cada habitante de América del Norte y Europa (excepto los países de la antigua Unión Soviética) consume al menos 3m3 por día de agua virtual en los alimentosimportados, frente a 1,4 m3 por día en Asia y 1,1 m3 por día en África (Zimmer y Renault, sf).

La contaminación tampoco conoce fronteras. A escala mundial, el 85 % de las aguas utilizadas no son ni colectadas ni tratadas, de este porcentaje entre 83% a 90% se encuentra en los países en desarrollo. Casi la totalidad de países árabes enfrentan escasez de agua. Se estima que el 66% del agua dulce disponible en la región árabe tiene su origen fuera de la región.

Contrastes de la cooperación internacional

En numerosas oportunidades las aguas transfronterizas dieron lugar a acuerdos de cooperación. Entre 1820 y 2007 se firmaron cerca de 450 acuerdos sobre aguas internacionales (OSU, 2007)

Más de 90 acuerdos internacionales sobre el agua fueron redactados para permitir una mejor gestión de las cuencas hidrográficas en África (PNUMA, 2010). Pero el 60% de las 276 cuencas fluviales internacionales en el mundo todavía carece de cualquier tipo de estructura de gestión cooperativa (De Stefano et al., 2010).

En 2011, ONU-Agua realizó un estudio para determinar los avances en el manejo sostenible de los recursos hídricos utilizando enfoques integrados. Los primeros resultados del análisis de datos de más de 125 países muestran que los enfoques integrados han sido ampliamente adoptados con un impacto significativo en la gestión del agua a nivel nacional: el 64% de ellos han desarrollado planes de gestión integrada de recursos hídricos (GIRH) y el 34% muestra un avance de la implementación. Sin embargo, desde el estudio de 2008, el progreso se ha visto enlentecido en los países con un Índice de Desarrollo Humano (IDH) bajo o intermedio.

Fuente: Informe mundial de las Naciones Unidas sobre el desarrollo de los recursos hídricos (marzo de 2012).


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 2300197

Seguir la vida del sitio es    ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License