Granada por una Nueva Cultura del Territorio

Juan Alberto de Niños Mutantes: “Lo ideal es conocer el trozo de tierra en que crece lo que luego te comes” “Cualquier disco de Triana puede ponerle banda sonora a un paseo por la Vega”

"Peleamos con nosotros mismos para volver a hacer un disco nuevo que nos emocione y consiga tocar la fibra sensible de la gente”

Martes 26 de noviembre de 2013 por Veguita de Graná

“La Vega te ayuda a conectar con lo más limpio que llevamos dentro”. “Las grandes superficies no satisfacen al paladar”. “Granada está inmóvil de mirarse a sí misma”. “La tierra del chavico, que pide, pero no da...” La verdad, Juan Alberto me lo ha puesto muy difícil para elegir titular; cada frase suya podría serlo. No destaco nada en esta entrevista., toda ella es destacable.
JPG - 246.4 KB
Juan Alberto recoge las lechugas que le da El Niñillo

Juan Alberto Martínez de Niños Mutantes

Entrevista realizada por Paco Cáceres

Conocí personalmente a Juan Alberto gracias a su participación en el concierto “Viva la Vega. Vive la Vega”. Le vi, como al resto de los músicos que actuaron en este evento, una sensibilidad especial con la Vega y con las luchas por mejorar el mundo. Recuerdo su intervención en la presentación de dicho concierto; sus palabras estaban llenas de sentimiento, sinceridad y sencillez. Desde entonces me dije; “éste es uno de los nuestros”. No me equivoqué. Cuando leáis sus palabras estoy seguro que compartiréis lo que digo.

- Chana, Zaidín, Albayzín, Realejo... Juan Alberto, siempre has vivido en lugares muy relacionados con la Vega, sus ríos y sus acequias; La Chana cerca del Genil y el Beiro en la Vega Central, el Zaidín entre el Genil y el Monachil en la Vega Sur, el Albayzín, con sus huertos y la acequia Aynadamar como parte de su historia, y las calles del Realejo nos recuerdan los molinos que se construían junto a la acequia Gorda; calle Molinos, Molinillos, Molino del Gran Capitan... ¿Qué recuerdos tienes de Vega?

- Tengo una foto familiar que veo casi a diario. Salgo en un carrito de bebé, tendría menos de un año, y estoy en la terraza de la casa de mis padres, en la Avda. de Barcelona, que hace más de treinta años era uno de los límites del Zaidín. Al fondo es todo verde: árboles, cultivos… Se ven kilómetros verdes al fondo. Se la enseño a quienes vienen por mi casa y no se lo pueden creer, porque ahora son kilómetros de hormigón.

Yo disfruté mucho de la Vega de pequeño. Solo tenía que cruzar la calle para estar en el campo. Tengo muchos recuerdos de escapadas del colegio y del instituto para ir por esos caminos, coger habas, maíz. El olor de la vega lo tengo grabado en la memoria. Eso sí, mezclado con el olor menos agradable de las muchas vaquerías que había, que también lo tengo grabado…

Me da mucha pena que mi hijo no vaya a vivir eso por culpa del crecimiento sin control y sin cabeza de Granada y de sus pueblos.

JPG - 104.7 KB
Lo ideal es conocer la tierra que te da lo que te comes

La Vega te ayuda a conectar con lo más limpio que llevamos dentro

- Recuerdo el día que fuimos a grabar para Canal Sur al cortijo del Niñillo en la Vega Sur. Mirabas las hortalizas, los frutales, el verdor, la luz, los cortijjillos... Te veía emocionado soñando con tener un espacio allí donde pudieras amanecer cada mañana. ¿Qué es lo que más te gusta de la Vega?

- Envidio a los supervivientes que siguen viviendo en la Vega, me gustaría vivir en uno de esos cortijillos que están a un paso de la ciudad y en plena naturaleza. Debe de ser un privilegio, y ya os confesé mi envidia sana de los agricultores que pudimos conocer en las semanas previas al Concierto por la Vega. Son mucho más ricos que los que tienen los mejores pisos de Ganivet y la Gran Vía.

De la Vega lo que más me gusta es precisamente ese milagro de que tan cerca de la ciudad haya aún espacios abiertos que van al ritmo que impone la tierra. La sensación de estar rodeados de vida y de autenticidad, de saber que son lugares que llevan ese ritmo desde hace siglos y que generaciones y generaciones han cuidado, conscientes de tener un tesoro de fertilidad entre manos. El agua, las chimeneas de las azucareras, los secaderos, los caminos desconocidos. Todo ese entorno te ayuda a conectar con lo más limpio que llevamos dentro y a relativizar las pequeñeces con que nos obsesionamos.

Los “ricos” como “el Niñillo” tienen esa fortuna en su cuenta corriente.

- El Niñillo te regalaba unos lechugas que arrancó delante tuya y las mirabas como tesoros, con una sonrisa de oreja a oreja ¿Tenemos que cambiar nuestra relación con el campo, con los alimentos que salen de él y con quienes los producen?

- Y vaya lechugas más buenas. Hacía tiempo que no comía unas así. Al probarlas es cuando uno tiene claro que esa relación tiene que cambiar. Esa lechuga está mil veces mejor que las que compras en los supermercados, y además si no hay intermediarios el agricultor recibe un precio justo a su trabajo. Es insípido y decepcionante consumir verduras, hortalizas y frutas de producción “industrial”, que no se sabe de dónde vienen. Para mí, más que un problema de salud es un problema de sabor. Muchos vamos intentando buscar agricultores de por aquí que venden lo que va dando la temporada, y estoy seguro que es un camino que cada vez más gente va a seguir. Lo ideal, como también están haciendo muchos, es incluso conocer el trozo de tierra en que crece lo que luego te comes, ver el desarrollo de la planta, de dónde bebe agua y el paisaje que la rodea. Los “ricos” como “el Niñillo” tienen esa fortuna en su cuenta corriente.

JPG - 144.6 KB
Juan Alberto, Antonio Arias y Miguel Ríos en un acto de Vega Educa

Nos parece egoísta e insensible no intentar participar con nuestra música en la defensa de ciertas cosas.

- Con vuestro compromiso le habéis dado un gran impulso a la defensa de la Vega. En la situación actual de deshumanización, pérdidas de derechos, de aumento de las desigualdades, de la destrucción de nuestro territorio, Vega, paisajes... ¿Podemos permanecer nosotros, pueden permanecer los músicos ajenos al vendaval insolidario e insostenible que nos rodea?

- Nosotros hemos optado por intentar ayudar con nuestra música a todos los que defienden causas que nos parecen nobles y nos piden participar para dar difusión o conseguir fondos para sus proyectos. Hace años veíamos la música como un terreno que debía de ser impermeable, que había que centrar en los sonidos y en palabras que hablaran de otras emociones. Pero ahora nos parece egoísta e insensible no intentar participar con nuestra música en la defensa de ciertas cosas. Si no lo hiciéramos seríamos aún más cómplices de lo que ya somos casi todo. Los abusos de los últimos años tienen que ver con la falta de participación y la pasividad. Ojo, nosotros, ya digo, somos los primeros en entonar el “mea culpa”: no somos para nada un ejemplo de ciudadanos luchadores y con un compromiso vital entregado a las reivindicaciones sociales. Vivimos con nuestras contradicciones e intentamos “mejorar” y poner nuestro grano de arena con estos conciertos especiales, y ojalá que así ayudemos algo. Vuestra llamada para el concierto de la Vega fue un gran regalo que nos permitió ayudar a defender algo que queremos y en lo que creemos, pero que nos ha dado mucho más de lo que hayamos podido aportar. Hemos conocido gente y sitios únicos, y eso ahí queda. Así que gracias.

JPG - 352 KB
Juan Alberto, junto a José Ubago de Napoleón Solo, es entrevistado por Canal sur

Cualquier disco de Triana puede ponerle banda sonora a un paseo por la Vega.

-  Tengo una duda, sácame de ella. Yo le pondría a la Vega una música suave, tranquila, incluso le cabrían palos del flamenco, desde los más alegres como bulerías y tangos a otros más calmados como una soleá o un fandango... pero el rock. ¿Crees que se podría dibujar el alma de la Vega con una canción de rock?

- Es que quizás lo mejor sería unir el flamenco del que hablas y el rock, y para eso me viene a la cabeza Triana, que lo consiguieron a la perfección, casi por primera y última vez. Cualquiera de las canciones de su primer disco puede ponerle banda sonora a un paseo por la Vega. Aunque sean de Sevilla…. Pero bueno, también se me viene a la cabeza el “Here comes the sun” de los Beatles, una canción que iría bien para un rato de estos de invierno en que el sol calienta la Vega.

Cantaría a los rincones que son iguales desde hace siglos

-  Si tú hicieras un canto a la Vega ¿qué te inspiraría? ¿qué elementos destacarías que ella?

- Hay dos opciones: un “canto” a la Vega puede hablar de chalets adosados que hacen daño a la vista, recalificaciones, alcaldes y constructores, vertederos y basura…. Y otro puede hablar de caminos con cipreses, del fresquito en el verano, de la Sierra al fondo de todas las visiones, de los rincones que son iguales desde hace siglos, de habas con jamón, de un rato en el Charavinillo...

JPG - 330.1 KB
Juan Alberto, en la Huerta del Tamarit junto a otros músicos granadinos en la presentación del concierto en defensa de la Vega

- Te leía en una entrevista un elogio de las compras cercanas, en pequeños comercios. ¿Para cambiar el mundo tenemos que cambiar nuestros hábitos de consumo? ¿Comprar en una gran superficie comercial es una opción que mata las tiendas de barrio?

- Ya lo comentaba antes. Las grandes superficies, aparte de cuestiones de mercado, de dónde se queda el beneficio, etc…. es que no satisfacen al paladar: dan productos que no saben a nada. Si vivo en el Realejo es en gran parte porque estoy enamorado de las tiendas pequeñas que tiene y que cuidan el producto y al cliente. Me gusta funcionar como en un pueblo, conociendo a quien me vende y lo que me vende. Eso sí, en mi barrio falta una frutería buena con productos de la Vega: a ver si se anima alguien que aquí tiene un cliente y un representante !!

Me saca de quicio la mediocridad de la Granada rancia, cateta y prepotente. Me da esperanza; ver que hay grandes talentos

- De esta Granada nuestra ¿qué te saca de quicio? Y por el contrario; ¿qué te llena de esperanza?

- Me saca de quicio la repetición eterna de los mismos conflictos. Los cuatro mezquinos de siempre que controlan desde la sombra y que lo quieren todo para ellos. La tierra del chavico, que pide, pero no da. La pasividad y la queja sin aportaciones constructivas. La mediocridad de la Granada rancia, cateta y prepotente, que cree que esto es una gran ciudad porque sí y se permite despreciar a ciudades cercanas que han tenido más energía que esta Granada que va a lo mínimo y que vive de las rentas y de su pasado “glorioso”. Una gran ciudad tiene que hacerse todos los días por su gente, no por sus piedras. Aquí tenemos mucha herencia, pero poco hacemos en el presente para engrandecer la ciudad que nos ha tocado. No se quién decía que Granada está inmóvil de mirarse a sí misma embelesada en su belleza. Lo mismo es eso.

La esperanza en esta ciudad la da ver que hay grandes talentos que siguen saliendo de ella. Parece mentira que de este pueblo sigan saliendo cabezas bien amuebladas y artistas que rompen dentro y fuera. Y ver que hay rincones que sobreviven y que quedan como tesoros ocultos para disfrutarlos tal y como estuvieron siempre. Mejor no digo a cuales me refiero vayamos a que pongan un parking o unas escaleras mecánicas...

JPG - 141.2 KB
La Vega tiene muchos lugares para inspirarse

Cuando tienes que hacer una canción nueva no valen las medallas ni los galones ni los trienios

- Después del premio al mejor album y videoclip del año que os han concedido recientemente en el Festival de Música Independiente de Madrid. ¿Cómo miráis el futuro? ¿Cuáles son vuestros futuros proyectos?

- Después de casi 20 años son los primeros premios gordos que nos dan. Nos han hecho mucha ilusión, para que negarlo y seguro que sirven además de para el ego para los anuncios, la promoción y los contratos… La cuestión es que cuando tienes que hacer una canción nueva no valen las medallas ni los galones ni los trienios. Estamos en eso, peleando con nosotros mismos para volver a hacer un disco nuevo que nos emocione y consiga tocar la fibra sensible de la gente. Queríamos empezar en enero pero una lesión de Andrés López (guitarra) nos va a retrasar. Pero la intención es tener disco nuevo en 2014, en ello estamos, deseadnos inspiración desde la Vega !!!!!!!

Muchas gracias Juan Alberto, y no dudes de que te proporcionaremos imágenes y te invitaremos a paseos que te inspirarán para hacerle una canción a la Vega


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 2336797

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Temáticas  Seguir la vida del sitio La Vega de Granada   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License